Google amplía el texto en la descripción de los artículos ¿Qué significa?

Como ya habrás observado, Google ha ampliado el número de palabras para describir los textos de los artículos y los propios títulos en sus resultados de búsqueda. Sucedió a finales de noviembre de 2017.

Ahora, Google muestra los fragmentos en los resultados de búsqueda de otra forma, sin tener en cuenta, en muchos casos, la descripción que tu escribas en tus artículos.

Esos fragmentos son la descripción de una página que se muestra debajo de la URL en un resultado de búsqueda orgánica y que ayuda a mostrar cómo se relaciona con la consulta de búsqueda.

El cambio pretende proporcionar fragmentos más descriptivos y útiles, para ayudar a las personas a comprender mejor cómo las páginas son relevantes para sus búsquedas. Como resultado, los fragmentos se han vuelto ligeramente más largos. Concretamente, en más del doble de caracteres que aparecían antes. Si antes se mostraban 160 caracteres, ahora esa cifra ronda los 230.

Y, aquí está la clave. La intención de Google es seguir mejorando los resultados de las búsquedas que realizan los internautas. Y, si en el pasado, dejaron de tener en cuenta las palabras clave, ahora se han inclinado por esta medida.

Por lo que hemos observado, esto no sucede siempre, más que probablemente porque muchas de las páginas donde no ocurre aún no han sido rastreadas por el gran buscador; y hasta que el robot no las vuelva a revisar, seguirán mostrando el tamaño en caracteres anterior.

¿Qué hacer ante este cambio en los resultados de búsqueda?

Lógicamente, esta variación en los resultados puede llevar a pensar en cambiar todas las metadescripciones de los artículos de tu Web.

Algunos medios que han tratado el tema y que han tenido la oportunidad de hablar con algún ingeniero de Google no recomiendan hacer cambio alguno.

La razón la explican porque esos fragmentos se generan de forma dinámica en función de la consulta del usuario y del contenido que se encuentra tanto en la meta descripción como en el contenido visible en la página.

Si Google va a devolver un fragmento más largo, es seguro que proporcione contenido de la página.

En las mejoras HTML que señala Google Search Console, aparece un aviso por cada página con una meta descripción “demasiado larga” o “demasiado cortas”, aunque no indican cuál es la media adecuada. Lo que no ayuda nada, la verdad.

¿Quizá hayan quedado obsoletas estas recomendaciones de Google para crear metadescripciones y títulos eficaces?

Nuestra recomendación

Precisamente, si Google investiga el contenido de la Web en función de la búsqueda, lo más probable es que tome en cuenta los primeros párrafos de la página en cuestión. Sobre esta presunción, hemos realizado algunas búsquedas para corroborarlo. Y nos hemos topado con resultados que no sirven para confirmarlo al 100%, pero sí para tener una base sobre la que trabajar.